fbpx

La Bruja Chalalá vuela en su escoba y a la noche acude a su aquelarre en la biofábrica para conjurar sus hechizos, mezclando sus conocimientos ancestrales y magias poderosas de este mundo.
Sus hechizos los hacen gracias al poder milenario de los microorganismos formadores de suelo y sus fermentaciones revividoras.